viernes, 21 de septiembre de 2012

ENTREVISTA A MERCEDES PINTO

ENTREVISTA REALIZADA POR IRENE ANGEL EL 20 DE SEPTIEMBRE DE 2012.

Mercedes Pinto, nacida en Granada España, pero que decidió hace veinte años hacer su vida en Málaga, es una escritora reconocida por sus novelas digitales y en papel, se ha venido posicionando en el mercado por los temas diversos e interesantes que deja en cada una de ellas. “Pretérito Imperfecto”, dedicada a su abuelo; “Maldita” los problemas en que cae una joven al ser testigo de un asesinato; “Josué el errante”, historia de un judío que huye de Alemania y los valores de la amistad en medio de una cultura diferente. Esto para mencionar solo tres, pues es autora de una docena más. El primer apoyo lo recibe de su familia, quienes la leen con mucho entusiasmo y a quienes ella al mirarlos concentrados en sus lecturas, les llama en broma, “pobres”, más ellos saben que son los privilegiados al conocerlas de primera mano. Bien, les dejo en compañía de esta gran mujer y gran escritora, que sea ella quien les cuente.
M.I.A: ¿Mercedes pinto, es una casualidad que te llames como una de las más importantes escritoras españolas del siglo XX, o tus padres te hicieron el honor?
M.P: Fue una casualidad. Mercedes es el nombre de mi abuela paterna y Pinto el primer apellido de mi padre. Te diré que tener este nombre me ha traído algún problema. Como cuando mandaron la mitad de los ejemplares de mi segunda novela a Canarias, pensando que eran de la gran escritora que se llamaba como yo. La coincidencia es curiosa, no es un apellido muy común.
 M.I.A: Empezaste estudiando medicina, cuéntanos ¿por qué decides dejarla?
M.P: Lo dejé porque no tenía verdadera vocación. Quise estudiar lo mismo que mi marido, para compartir profesión; pero cuando me di cuenta de que el verdadero médico no solo tiene que sanar sino que, lo más importante, debe ayudar a morir… Bueno, no soy la Madre Teresa de Calcuta, la verdad.
M.I.A: ¿Te dedicas más a pintar o a escribir?
M.P: A escribir, sin lugar a dudas. De hecho hace años que dejé la pintura, por un problema con el aguarrás, me producía unos dolores de cabeza espantosos, sobre todo en invierno, cuando todo está cerrado. Ahora dibujo de vez en cuando, para quitarme el gusanillo, pero mi tiempo lo dedico a escribir. Además, creo que me expreso mejor con la literatura.
M.I.A: ¿Desde niña te propusiste ser una de las mejores o eso te va naciendo con el trascurrir de la vida?
M.P: Una de las mejores… No lo había pensado nunca, así que creo que no. Lo que de verdad me propongo cada día es ser feliz y hacer felices a los que me rodean; otra cosa es que lo consiga.
M.I.A: ¿Cómo empiezas tu mundo literario?
M.P: Creo que mi carrera comenzó cuando aprendí a escribir. Desde entonces no paré: redacciones sobre cualquier cosa, cuentos cortos, poesía, a los quince años mi primer intento de novela… También tuve mucha suerte en la Enseñanza General Básica, en los tres últimos cursos tuve un profesor de literatura que supo enseñarme a amar las letras.
M.I.A: ¿Es aconsejable empezar de lleno en la novela?
M.P: Bajo mi punto de vista, es aconsejable empezar escribiendo sobre cualquier cosa, sin ninguna pretensión, disfrutando y aprendiendo, simple y llanamente. Luego, con el tiempo, puede que sientas la necesidad de dar forma a tus fabulaciones y escribir historias más complejas. Y, muy importante, leer todo lo que se pueda y observar.
M.I.A: Actualízanos sobre tus obras.
M.P: La primera, sin publicar, una autobiografía sobre mi adolescencia; esta se quedará para mí. Luego fue “El talento de Nano”, una novela juvenil con la que intenté contar lo duro que puede ser el colegio y la relación con los compañeros para algunos niños. Más tarde escribí “Josué el errante”, una novela histórica con la que quise contestarme a una pregunta entre otras muchas: ¿Es la religión una ayuda en el camino o un lastre? Más tarde, después del arduo proceso de documentación de la anterior, me apetecía escribir algo más ligero y tierno, y así escribí “Maldita”; luego no resultó una historia bastante tormentosa. Después escribí “Pretérito imperfecto”, un homenaje a mi abuelo Miguel. Y más tarde otra, algo más compleja que aún no tiene título definitivo, pero está acabada. Ahora estoy trabajando en otra novela histórica.
M.I.A: El talento de Nano, se trata de un niño que se refugia en la literatura y en la pintura, ¿te reflejas en el personaje?
M.P: Sí, definitivamente sí. Es posible que muchos de los escritores de la historia se hayan dedicado a este oficio para poder por fin comunicarse, igual que Nano. A mí, desde luego, me entienden más cuando me leen que cuando hablo. Una vez que descubres esto se solucionan muchos problemas en tu vida.
M.I.A: Cuando escribes, ¿eres algún personaje de tus novelas?
M.P: No. Otra cosa es que todos tengan retales de mi vida; pero no, no soy ninguno de ellos, o, mejor dicho, todos ellos son un poco yo.
M.I.A; Josué el errante, es una novela sobre un judío en la Alemania Nazi ¿Desde qué punto la abordas?
M.P: Siempre lo digo, el escenario o la época en la viven mis personajes es una cuestión secundaria. No tenía intención alguna de escribir sobre la historia de Alemania o de Namibia. Necesitaba tres personajes completamente distintos entre sí, y luego hacer que se encontraran en un lugar lejano a sus respectivas tierras, y esto fue lo que me llevó a elegir los escenarios. También te digo, que la ambientación sea algo secundario no significa que no le dedique todo el tiempo que requiera. De hecho, para escribir “Josué el errante” tuve que documentarme durante casi dos años.
M.I.A: ¿Josué el errante se puede leer como una novela histórica?
M.P: Sí, se puede, pero no lo aconsejo, lo importante de la novela no son los datos que se puedan encontrar, sino el mensaje que deja la vida de Josué y sus dos grandes amigos. Es una historia de amistad por encima de religiones y culturas.
M.I.A: ¿haces investigación para tus novelas?
M.P: Mucha, toda la que necesito y más.
 M.I.A: ¿Cuánto de Maldita tienes?
M.P: Uf… qué pregunta… Si me hubieses preguntado cuánto de Maldita me gustaría tener, te diría que todo. Pero de ella tal vez me quede algo de la ternura que me dieron de niña y su amor por los libros y la música.
M.I.A: ¿Qué dice el público lector, es mejor la última novela o todas las tuyas son buenas por los temas variados?
M.P: Pues es una cuestión de gustos. Hay lectores que prefieren una novela más ligera, más cercana, con unos personajes más afines a ellos; y otros prefieren novelas con historias completamente distintas a las suyas, lejanas a su realidad en el espacio y el tiempo.
Bajo mi punto de vista y el de muchos lectores que han leído varias de mis obras, “Josué el errante” es mi mejor novela publicada, creo que es una obra muy completa; pero luego tengo que decir que tanto Lucía como Estela, protagonistas de “Maldita” y “Pretérito imperfecto”, son personajes que me han aportado mucho y a los que tengo un cariño especial. Pero, en última instancia, son los lectores lo que tienen que pronunciarse.
M.I.A: ¿En tus obras digitales, que puesto de venta ocupan tus libros?
M.P: ¿En este momento? Espera, voy a mirar, los puestos en las listas se mueven constantemente.
M.P: Ya estoy aquí. Te digo: “Pretérito imperfecto” en el Nº 9, “Maldita” en el Nº 43, “Josué el errante” en el Nº 595 y “El talento de Nano” en el Nº 926.
Como ves “Josué el errante” está por detrás de “Pretérito imperfecto” y “Maldita”, los lectores mandan.
M.I.A: También hay que tener en cuenta que El talento de Nano es una novela escrita en 2005 y ¿puede ser un motivo para estar en ese puesto?
M.P: Si, puede ser eso, que el tiempo ha pasado.
M.I.A: ¿Para escribir primero investigas o vas escribiendo al paso que te van surgiendo las ideas?
M.P: Primero te ronda una idea, cómo te diría… te apetece, por ejemplo, escribir sobre si es posible la amistad verdadera, luego empiezan a aparecer los personajes, tomas apuntes, te documentas… y, cuando los personajes se apoderan de tu mente, es hora de empezar a escribir. Todas mis historias han estado en mis libretas y mi mente antes de poner la primera frase. Aunque luego surgen mil cambios, los personajes son muy caprichosos. Es un proceso de ir construyendo en soledad, hasta que se cierra el círculo. Entonces, a escribir.
M.I.A: ¿Nos puedes adelantar el tema de la novela que tienes en mente?
M.P: Te diré solo un dato: es la historia de un esclavo que sabía leer y escribir. Ya he empezado a escribir, he estado meses con la documentación; esta también es una novela histórica.
M.I.A: ¿Dónde podemos conseguir tus novelas?
En este momento, todas en Amazon. Dos de ellas estuvieron en papel, pero rescindí los contratos con los editores.
Te dejo los enlaces:
“Pretérito imperfecto”. Novela romántica (no rosa): https://www.amazon.es/dp/B008UYQY4O
“Maldita”. Novela romántica y de sagas familiares: http://www.amazon.es/dp/B006YPQVLC
“Josué el errante”. Novela histórica:
“El talento de Nano”. Novela juvenil:

Muchísimas gracias por todo, Irene, ha sido un verdadero placer contestar tus preguntas.
Gracias Mercedes, fue un honor.
Todas las entrevistas van a más de cien grupos literarios, entre algunos y principalmente a la web Mellartem.es, ENTREVISTAS, SOLO ENTREVISTAS http://ireneangelagudelo.blogspot.com,  Revista El Semanal Literario, Libertad Literaria, Café literario, Vampiro de libros, Organización Mundial de poetas, escritores y artistas, La noche de atrás, ESCRITORES, Escritores, Art Bronze, Club de lectura: con un libro entre las manos, AMIGOS DEL RELATO DEL SUSPENSE, EL RINCON DE LA POESÍA.

2 comentarios:

  1. Así es mu querida Mercedes. Ası es... Ains...

    ResponderEliminar
  2. ¡Perfectas, entrevistadora y entrevistada! Un afectuoso saludo para ambas :o)

    ResponderEliminar